Lo que debes hacer en caso de ser investigado, procesado o capturado

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Cuando se inicia un proceso de investigación o acusación en contra de una persona, es necesario contactar un abogado que oriente al procesado durante todo el desarrollo de las averiguaciones, en caso de ser citado o capturado.

Te presentamos las preguntas más comunes y cómo puedes afrontar cada situación.

¿Cómo establecer si existe una investigación o proceso en tu contra?

Si crees que se está adelantando alguna investigación en tu contra, lo correcto es hacer contacto inmediato con la Fiscalía para corroborar dicha información.

Es decir, la Fiscalía General de la Nación puede adelantar de manera preliminar actos de investigación sin la intervención de la defensa e incluso sin conocimiento de la situación por parte del indiciado; sin embargo, esto no puede ir en detrimento de tus derechos como investigado, a la defensa y al debido proceso.

Tienes derecho a conocer si estás siendo investigado y a poner de presente al Ente Acusador tu deseo de ser representado por un apoderado (abogado) de confianza para ejercer tu defensa.

Una vez ubicado el origen de la investigación, así como el Despacho de Fiscalía que la adelanta, lo correcto es asesorarte muy bien y presentar el poder mediante el cual autorizas a tu apoderado de confianza para actuar en representación de tus intereses.

¿Qué debes hacer en caso de haber sido citado a un interrogatorio?

Lo correcto siempre será hacer frente a la administración de justicia y mostrarse colaborador con el desarrollo de la investigación. Por supuesto, sin que ello implique la afectación a tu garantía de no autoincriminación. Para esto es muy importante contar con expertos que te asesoren y velen por la salvaguarda de tus derechos.

¿Qué debes hacer en caso de haber sido citado a audiencia de imputación?

Pese a que la imputación es un mero acto de comunicación donde la Fiscalía General de la Nación te pone de presente porque se inicia un proceso penal en tu contra, tiene un alcance muy importante para el ejercicio del derecho a la defensa, para la delimitación de los cargos que se te atribuyen; los términos de prescripción y para sentar las bases de una eventual detención preventiva u otras medidas cautelares.

Si eres citado a una audiencia de imputación, lo correcto es comparecer en compañía o a través de tu apoderado de confianza, pues de no hacerlo puede acarrear consecuencias indeseables. Recuerda que con la formulación de la imputación la defensa podrá preparar de manera eficaz su actividad procesal y la mejor estrategia para la salvaguarda de tus intereses.

¿Qué hacer en caso de una citación a una audiencia de medida de aseguramiento?

Derivado de esta audiencia se pueden ver comprometidos un número plural de tus derechos, entre ellos, los más significativos, la libertad y locomoción.

Lo correcto frente a esta situación es comparecer en compañía de tu apoderado de confianza y no obstaculizar el curso normal de la administración de justicia. En la medida de lo posible ir agrupando elementos, evidencia e información que permitan desvirtuar la inferencia razonable y/o los fines constitucionales por los cuales la Fiscalía solicita la medida de aseguramiento.

Recuerda, tu libertad no tiene precio.

¿Qué puedes hacer si eres capturado (a)?

En caso de ser capturado, afrontas situaciones de estrés y angustia que pueden llevar a hacer o decir cosas que te pueden perjudicar. Recuerda que, tienes derecho a guardar silencio y a establecer contacto inmediato con tu abogado de confianza quien se encargará de asesorarte jurídicamente y orientarte sobre cómo proceder frente a cada una de las situaciones que afrontamos a raíz de la privación de tu libertad.

¿Cuáles son tus derechos como procesado?

Al procesado le asisten varias garantías cuyo objetivo es asegurar su posibilidad de defensa y contradicción frente a los hechos por los cuales se le cuestiona.

Si estás siendo acusado, debes conocer los derechos que te respaldan durante el proceso, estos están incluídos en los Derechos de las Personas en las Investigaciones, y son los siguientes a nombrar:

Derecho de presunción de inocencia hasta que se compruebe la culpabilidad durante un juicio público imparcial.

Derecho de asistencia legal. Se refiere a el derecho que tiene el acusado de un abogado competente durante un caso penal. Si se trata de un acusado de bajos recursos, el abogado debe ser provisto por el estado o por el sistema de defensa pública, sobre todo en casos de delitos graves y aquellos que afronten sentencias severas.

Derecho a hablar con su abogado antes de cualquier interrogatorio policial, también durante el proceso y en cualquier otra etapa durante el proceso. Por otro lado, el acusado puede renunciar al derecho de asistencia legal, pero debe hacerlo en el entendido de que reconoce las consecuencias de ello.

Derecho contra la autoincriminación. El acusado está en libertad de no proveer pruebas que pueda ser usada en su contra. De esta manera, el acusado se protege contra la probabilidad de revelar datos que lo incriminen. Se prohíbe el uso de tortura u otro medio para forzar una confesión.

Derecho de información. El acusado está en la facultad de saber cuáles son los cargos en su contra, enfrentar a los testigos y acceder a la evidencia puesta en su contra.

Derecho a un juicio público y expedito, con un juez o un jurado imparcial, en el área donde el delito fue cometido. Asimismo, el acusado tiene el deber de disponer del tiempo suficiente para preparar su defensa.

Derecho a presentar una defensa. Comprende la capacidad de mostrar hechos y evidencia, de examinar a los testigos de la fiscalía durante el juicio y de exigir la comparecencia de testigos que favorezcan su defensa.

Derecho de apelación si los derechos procedimentales no sean respetados, así como los procedimientos a realizar.

Sin importar las circunstancias del imputado, lo principal es no realizar ninguna declaración referente al suceso que se le acuse, y contactar inmediatamente a un abogado de confianza que te asesorará en todo momento.

Si estás en una situación similar y no cuentas con un abogado, contáctanos y nosotros representaremos tu verdad y derechos en todo momento. Al final, quien gana el caso es quien tenga las mejores herramientas, y nosotros somos expertos en ello.

Artículos relacionados

×